Ismael De La Cruz

Hacia un nuevo sistema de jubilación, las cuentas nocionales

Cambiando sistema de pensiones

Cambiando sistema de pensiones

 

En España la población cada vez envejece más, cada vez hay más pensionistas y menos trabajadores, cada vez hay menos dinero para abastecer a los jubilados. El Fondo de Reserva se va vaciando y de seguir así tendría fecha de caducidad muy pronto, con lo que urge proceder a reformar el sistema de pensiones antes de que sea demasiado tarde para ello, porque congelar las pensiones no es la solución en absoluto.

El problema de poner parches temporales es que en estos momentos, si el ingreso es inferior al gasto las pensiones se revalorizan un 0,25% por ley. Claro, mientras la inflación siga en los niveles tan bajos no hay problema, pero a nada que crezca y se acerque al objetivo del BCE (que es el 2%), el poder adquisitivo de los pensionistas se vería bastante mermado.

Según los últimos datos, el porcentaje que representa la pensión respecto al último salario sigue bajando y ha alcanzado el 72-73%. Las personas siguen apostando por los productos tradicionales, tales como los planes de pensiones y los PPA (planes de previsión asegurado). Pero al margen de la rentabilidad que puedan ofrecer, es la iliquidez uno de sus problemas (aunque depende cómo se mire, pues para algunas personas es una ventaja porque evitan la tentación de retirar dinero y no hacer crecer sus ahorros para el futuro).

Por regla general, solo existían dos situaciones donde sí se podía rescatar el dinero. Si se sufría un desempleo duradero en el tiempo o si se sufría una enfermedad grave,

Es cierto que en España surge la novedad de que se podrán rescatar los planes de pensiones sin haber alcanzado la jubilación siempre y cuando hayan pasado diez años desde el inicio del plan. Pero esto que es tan bonito para muchas personas, tiene algunas cuestiones que tal vez no se han tenido en cuenta.

En efecto, desde el  2015, el límite máximo de aportación con derecho a reducción fiscal será de 8.000 euros frente a los 10.000 euros vigentes con carácter general o los 12.500 euros para los partícipes mayores de 50 años.

Recientemente, varios expertos en esta materia han mantenido que el futuro para España pasaría por implantar un sistema de cuentas nocionales que se basaría en varios aspectos:

– Es un sistema  de reparto y no de capitalización.

– La pensión debe de ser proporcional a las aportaciones realizadas a lo largo de toda la vida laboral.

– La edad de jubilación ha de ser flexible.

–  La pensión se basará tanto en las cotizaciones aportadas como en la esperanza de vida a la hora de jubilarse.

Eso sí, si finalmente se implanta este sistema en nuestro país, los trabajadores más jóvenes ya entrarían a formar parte del mismo, en cambio los más veteranos podrían elegir si regirse por el nuevo sistema o por el anterior.

Y lo que a muchas personas no les gustará escuchar pero es una realidad: habrá que trabajar hasta una edad más avanzada, es más, se podría y se debería de poder compatibilizar el hecho de seguir trabajando y cobrar al mismo tiempo la pensión a partir de una determinada edad.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , ,

10 Respuestas to “Hacia un nuevo sistema de jubilación, las cuentas nocionales”

  1. francisco cobos 10 noviembre 2014 a las 10:30 at 10:30 #

    ismael, y las el cálculo para recibir prestación por subsidio de desempleo que ahora tambien hay máximos. podrias explicarlo? gracias artista

  2. Julio 10 noviembre 2014 a las 12:23 at 12:23 #

    “habrá que trabajar hasta una edad más avanzada, es más, se podría y se debería de poder compatibilizar el hecho de seguir trabajando y cobrar al mismo tiempo la pensión a partir de una determinada edad.”

    Como encajamos esto con el mal endemico que sufre españa llamado paro?

    • Ismael De La Cruz 10 noviembre 2014 a las 20:25 at 20:25 #

      Ese es el problema, que una cosa es la teoría y otra la práctica.

      De todas formas, una persona que no pueda trabajar le da igual un sistema de reparto o un sistema de capitalización, ya que si no trabaja no cotiza y no aporta, de manera que el desempleo no es un problema para las cuentas nocionales, sino para cualquier sistema de jubilación, para el Estado y sobre todo para la persona.

      Saludos

  3. Jorge 10 noviembre 2014 a las 14:49 at 14:49 #

    Hola Ismael,

    Te leo desde hace tiempo pero este es mi primer comentario, primero de todo enhorabuena por el blog muy completo y didáctico. 😉

    Sobre el artículo, un PIAS no sería otra buena alternativa (baja rentabilidad pero segura)?

    Gracias y un saludo!

    • Ismael De La Cruz 10 noviembre 2014 a las 20:29 at 20:29 #

      Muchas gracias Jorge

      Son una figura híbrida entre los planes de pensiones y los seguros. Se trata de un instrumento de ahorro-previsión a largo plazo que permite constituir una renta vitalicia asegurada y tiene como finalidad ir pagando primas para acumular un capital a lo largo del tiempo,

      Ofrecen un capital asegurado en caso de fallecimiento de su titular. Ofrece también una rentabilidad cercana a la ofrecida por la deuda pública, ya que las compañías aseguradoras invierten principalmente en estos productos.

      Las aportaciones que se realicen podrán ser esporádicas o periódicas (mensualmente, trimestralmente, etc.) Las primas satisfechas a los PIAS no pueden superar el límite anual de 8.000 euros, y el importe de las primas pagadas acumuladas no puede superar la cuantía total de 240.000 euros por contribuyente.

      Con los derechos acumulados en estos contratos se constituirá una renta vitalicia asegurada, la cual puede comenzar a percibirse una vez que hayan transcurrido 10 años desde el pago de la primera prima.

      A diferencia de los planes de pensiones o los planes de previsión asegurados, los planes individuales de ahorro sistemático no deben tener obligatoriamente como contingencia principal la jubilación y no son ilíquidos, es decir, en los PIAS es posible rescatar el ahorro acumulado en cualquier momento. No obstante, si se rescatan antes de que hayan transcurrido diez años desde su contratación, el titular perderá la ventaja fiscal del producto.

      Por tanto, por rentabilidad es parejo a los PPA, aunque con la diferencia de que son líquidos. Sí son otra alternativa, ya depende del gusto de cada persona.

      Yo, sin duda alguna, prefiero Unit Link desde hace mucho tiempo.

      Saludos

  4. Ismael De La Cruz 10 noviembre 2014 a las 20:30 at 20:30 #

    En mi opinión, como vengo comentando hace años, prefiero Unit Link.

    Es un seguro de vida en el que el tomador decide dónde se invertirán sus aportaciones periódicas dentro un amplio abanico de posibilidades que le ofrece la entidad aseguradora.

    En este abanico incluye fondos de inversión que dan cobertura a todos los perfiles de inversor, pudiéndose elegir entre fondos monetarios y asegurados, fondos de renta fija, fondos de renta variable (emergente, de Europa, de USA, de Asia).

    La rentabilidad en este tipo de productos no va ligada a un interés que la compañía garantiza por contrato, sino al comportamiento de estos fondos y de su valor liquidativo en el momento del cobro de la prestación.

    La persona adquiere fondos de inversión, no como partícipe, sino como asegurado de una compañía, la cual es la titular de las participaciones de estos fondos. Sin embargo, es él el que decide en qué fondos quiere que se invierta.

  5. Jorge 11 noviembre 2014 a las 11:27 at 11:27 #

    Gracias Ismael, me informaré sobre la alternativa Unit Linked que comentas.

  6. JESUS VICENTE DOBON 11 noviembre 2014 a las 11:38 at 11:38 #

    Hola Ismael, magnífico análisis y muy sencillo, pero sí me permites varias cuestiones. Intentaré no alargarme mucho porque este tema da para mucho debate.

    La caja de las pensiones es como cualquier negocio o economía doméstica, si gastas más que lo que ingresas vamos por mal camino, problema como obtener más ingresos pues creando más empleo y de calidad, cambiando las relaciones laborales de este país, esto es darles otro aire desde el lado del empleador y del empleado, llegar a puntos de equilibrio y no enfrentamiento, pues dicha relación en general siempre ha sido muy mala por aquí, nada que ver con nuestros socios comunitarios, llámese la Europa civilizada.

    Es curioso como leo ayer que Bruselas dice que la bajada de salarios en España es injusta y hay que subirlos para estimular la demanda, me suena a hipocresía cuando ellos son los que han impuesto y contribuido en parte de una manera u otra lo aquí ha ocurrido en ese tema.
    Es inaceptable que en este país haya un 60% de paro juvenil, y me da igual con estudios universitarios y sin ellos, gente que a los 30 años no ha logrado ni su primer empleo ni cualificado ni sin cualificar, jóvenes muy bien formados con talento que se van porque España es incapaz de ofrecer una oportunidad y lo que ofrece son empleos en condiciones precarias y salarios basura. Nos hemos parado a pensar el coste social que ha futuro va a tener esta situación.

    Esos jóvenes aquí en España no pueden independizarse, consumir, formar hogares, aportar a la seguridad social etc. etc. La solución los emprendedores, agua de borrajas.

    Otro tema, en este país desde hace tiempo pasados los 50/55 años como mucho, empiezas a ser un trasto en tu empresa, te dicen que eres caro, y empieza la odisea de como salvarte de la criba cuando el pensamiento de tus patronos es prescindir de ti, la destrucción de capital humano y experiencia acumulada durante muchísimos años, sobre todo en grandes corporaciones, multinacionales, y últimamente en pymes, llegamos así a prejubilaciones (despidos encubiertos) de 55, 56, 57 … años. con lo que los ingresos a la caja de la SS bajan, por ello se me antoja difícil con esa mentalidad empresarial trabajar más allá de los 65 años.

    Todo lo comentado, resumible en esas dos situaciones, jóvenes de 30 años y mayores de más de 55 años, es algo que puedo ratificar, ya que lo estoy sufriendo y sufrido en primera persona.

    Así pues en este momento creo que vamos en dirección contraria: destrucción de empleo de calidad y paralelamente lo poco que se crea es precario, temporal y de baja calidad.

    Como crear empleo de calidad o sencillamente normal, estable, y que se prime la experiencia de los trabajadores maduros en las empresas y que trabajen más años, esos son dos gran temas que ayudarían sin duda a equilibrar las cuentas de la SS.

    Otra cuestión sería sí sistema de reparto generacional, o capitalización.

    Saludos.

    • Ismael De La Cruz 11 noviembre 2014 a las 12:02 at 12:02 #

      Hola Jesús

      Sí, el tema de los emprendedores es un drama, a la falta de ayuda y apoyo institucional, se une la actual coyuntura económica que no es precisamente la más favorable. Respecto a nuestros licenciados, cada vez se produce una mayor salida fuera de nuestro país en busca de un trabajo, de una primera oportunidad, generalmente cobrando poco y en sectores que poco tienen que ver con la formación adquirida.

      Es cierto que los jóvenes y los veteranos son los sectores con más problemas. Tener más de 45 años y quedarse en el paro implica, por desgracia, tener bastante difícil poder volver a incorporarse al mercado laboral.

      No es un tema fácil, nadie lo ha dicho, pero indudablemente hay que reaccionar. No me vale que los últimos datos del Ministerio de Empleo digan que se está creando empleo, es cierto, sí, pero habría que decir toda la verdad, la inmensa mayoría es empleo temporal, empleo precario y con salario muy reducido.

      Saludos

      • Jesús Vicente Dobón 11 noviembre 2014 a las 12:10 at 12:10 #

        Gracias Ismael por tu respuesta, y lo que mas me alegra es que prácticamente estamos en la misma idea y dirección. Estoy totalmente de acuerdo contigo “Hay que reaccionar” has dado con la clave, pero hay que reaccionar ya, sin perder un segundo más.

        Saludos.

Puede comentar el artículo si lo desea