Ismael De La Cruz

Gestión del riesgo: experimento Ralph Vince

 

LA GESTIÓN DEL RIESGO

Hay que saber gestionar las pérdidas. El buen trader es aquél que cuando pierde una operación controla su pérdida y se convierte en pequeña. Se trata de gestionar profesionalmente las pérdidas, no de eliminarlas (porque siempre estarán ahí con nosotros).

El buen trader no solo gestiona la pérdida y la convierte en pequeña, sino que aprende de ella para no volver a cometer ese error en su operativa.

En este artículo les comentaré un ejemplo muy interesante que se hizo con 40 profesores universitarios 

El hecho de que salte un stop loss tiene una doble función positiva:

– Evita que la pérdida sea mayor.

– Proporciona una nueva oportunidad para entrar en el mercado ya que estamos fuera y disponemos de toda la liquidez para ahora hacerlo bien.

Lo que hay que hacer es dejar de pensar en negativo y pensar en positivo. Cuando una persona coloca un stop loss está pensando “dios mío, que no me salte, que no me salte”. Con ese pensamiento es difícil que logre operar bien, con la mente despejada.

En cambio, cuando yo coloco un stop loss lo que pienso es “bien, en el peor de los casos sé lo que arriesgo y sé que más de eso no voy a perder”, con lo que estoy muy tranquilo porque yo he elegido el riesgo que quiero asumir (mediante el apalancamiento financiero).

¿Tienen ustedes casa en propiedad? ¿Tienen ustedes coche? ¿A que en ambos casos tienen contratado un seguro por si la casa tiene goteras, humedades, se incendia, y en el caso del coche por si tienen un golpe?

A nadie le gusta tener que pagar un seguro del coche o de la casa, pero qué contentos y tranquilos nos quedamos cuando tenemos un golpe con el coche y sabemos que la reparación la cubre el seguro, qué tranquilos nos quedamos cuando ocurre algo en nuestra vivienda y no tenemos que pagarlo nosotros.

Pues en el mundo de las inversiones, el tema funciona exactamente igual. A nadie le gusta que le salte el stop loss (equivale a pagar el seguro del coche o de la casa), pero qué bien nos quedamos cuando salta y vemos que sigue yéndose el precio en nuestra contra, que gracias al stop loss nuestra pérdida ha sido pequeña y que sin su ayuda hubiéramos perdido una cantidad indecente de nuestro capital.

Les comento un experimento curioso, denominado Ralph Vince. A 40 profesores universitarios les hacen participar en un juego que tiene un 60% de probabilidades de ganar y un 40% de perder (con lo que la esperanza matemática es bastante interesante a favor de los participantes). La mecánica del juego era la siguiente: se gana o se pierde lo que se apuesta y cada participante ha de escoger la cantidad que apuesta en cada ronda. ¿Saben cómo finalizó este experimento? De los 40 profesores universitarios sólo 2 lograron obtener beneficios.

Este experimento nos demuestra que la falta de gestión de riesgo arruina cualquier sistema o metodología de inversión. Da igual la experiencia que ustedes puedan tener, da igual el nivel de conocimientos, al final, es la psicología y la gestión de riesgo la que se impone.

Foto cortesía de Free Photo Bank

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea