Ismael De La Cruz

Fundamento y principios generales de la Teoría de Dow (2ª parte)

Teoría de Dow

 

Momento de continuar con la Teoría de Dow y los principios generales que comenzamos en el anterior artículo.

3º Las tendencias primarias tienen 3 fases. Son las siguientes:

* Fase de acumulación institucional: es el momento en el que compran los inversores profesionales, los que cuentan con una mayor “información”. Es el inicio de la tendencia principal.

* Fase de participación pública: en este momento compran el resto de inversores al observar que hay formada una tendencia.

* Fase de distribución: los inversores profesionales consideran que es momento de salir, de vender.

Estas fases responden muy bien al efecto de la psicología humana. Cuando aún estamos en presencia de una tendencia bajista y que casi ningún inversor querría comprar, los profesionales con acceso a una mayor información comienzan a comprar, dando lugar al final de la tendencia bajista e inicio de la tendencia alcista (Fase acumulación). Sus compras son progresivas, nunca de golpe, ya que en ese caso ellos mismos harían subir el precio debido a la falta de volumen en la contrapartida

Tras x tiempo, el resto de inversores observan que se ha formado una tendencia y deciden incorporarse al mercado, propiciando con sus compras que la tendencia continúe así como las subidas de los precios (Fase participación). En la recta final de esta segunda fase viene a colación la famosa frase de que cuando escuches a tu pescadero (hay otra versión con los taxistas) decir que hay que comprar, mal asunto. Esto es porque si cualquier persona sabe que el mercado está muy favorable para comprar es porque los medios de comunicación se han hecho eco de ello durante buen tiempo, y claro, pocos partícipes quedan por comprar, están casi todos ya posicionados, queda poco margen para que entre más dinero.

Finalmente, los profesionales, gracias a su mayor información, piensan que ha llegado el momento idóneo de salir, con lo que empiezan a vender poco a poco, a repartir y distribuir las ventas progresivamente, entre otras razones porque no quieren alertar al resto de inversores, ya que en ese caso habría ventas masivas y el mercado caería con fuerza, con lo que los profesionales saldrían a precios más bajos, ganando menos dinero (Fase distribución).

4º Los mercados deben de confirmar la tendencia. Dow se refería realmente a sus dos índices, el Industrial y el de Ferrocarriles y mantenía que para que una señal alcista o bajista fuese fiable, era necesario que ambos mercados la diesen, no necesariamente al mismo tiempo, pero sí en un periodo corto de tiempo entre una señal y otra. De esta manera, la señal de un mercado confirmaba y reforzaba la señal dada por el otro mercado. En cambio, si se produce una divergencia, no hay confirmación y se estima que la señal generada por uno de los mercados no es suficiente garantía para actuar.

Personalmente diferencio entre dos clases de divergencias:

* Divergencia plena: un mercado muestra señal alcista y el otro mercado muestra señal bajista. Lo ideal es no actuar.

* Divergencia parcial: un mercado muestra señal (alcista o bajista) pero el otro mercado no muestra ninguna señal de ningún tipo. Lo ideal es esperar la confirmación o bien actuar pero extremando las medidas de precaución.

La razón de ser de que los mercados deban de confirmar una misma señal radica en que si sólo lo confirma un índice bursátil podríamos estar ante una realidad sesgada, ya que dicho índice representa a un conjunto determinado de valores y no representa, por tanto, al mercado entero).

5º El volumen ha de confirmar la tendencia. La idea es que el volumen debe de incrementarse en la dirección de la tendencia principal. Si hablamos de una tendencia alcista, el volumen irá creciendo a medida que el precio del mercado sigue subiendo, si el precio cae el volumen se reduce. En cambio, en una tendencia bajista, el volumen se incrementa a medida que el precio cae, si el precio sube el volumen se reduce.

El tema del volumen es delicado. La mayoría de la doctrina le concede mucho valor, pero en mi opinión es uno de los indicadores más sobrevalorados que existen. De hecho, el propio Dow también pensaba que era un indicador secundario.

6º Una tendencia sigue vigente mientras no haya señales definitivas en contra. Esto que parece tan sencillo y simple a la vez es una de las cuestiones claves en el análisis técnico de los mercados financieros. Y es así porque existe una delgada línea roja que separa entre lo que es una simple corrección del mercado y un verdadero cambio de tendencia.

Una regla general, en una tendencia alcista, es que cuando el precio retrocede y pierde un suelo (valle) tenemos una señal de venta. Desde el punto de vista dogmático es cierto, pero en mi opinión no es una señal lo suficientemente clara y fiable, podemos estar ante una mera pasada de frenada por una cuestión coyuntural y puntual. Desde mi punto de vista se ha de exigir un doble filtro añadido:

* En primer lugar, si estamos en una tendencia alcista, el precio ha de perder un suelo (vamos a llamarle x), a ser posible de cierta intensidad, es decir, no sirve cualquier pequeño suelo formado.

* En segundo lugar, una vez perdido el suelo (x), el precio cae hasta un nivel (vamos a llamarle z) el precio ha de rebotar al alza para llegar hasta el precio del suelo que perdió (x), lo que se conoce como pull back y que veremos en otro momento.

* En tercer lugar, una vez realizado el pull back al anterior suelo (x), el precio ha de seguir cayendo y perder los mínimos de la zona (z).

7º La utilización del precio de cierre. Dow únicamente utilizaba los precios de cierre de cara a ver si el precio cerraba por encima de un techo o bien por debajo de un suelo de cara a buscar señales alcistas o bajistas en los mercados.

Como todo en la vida, nada ni nadie se libra de las críticas, y La Teoría de Dow no iba a ser menos. Se le achaca, por ejemplo, que cuando confirma entrar en una tendencia, es demasiado tarde, que ésta ya lleva un tramo realizado. Vamos a ver, quien alegue esta premisa es que no conoce muy bien la filosofía de los mercados y el análisis técnico. Es un grave error pretender anticiparse a los movimientos y a las tendencias, la clave es identificar primero una tendencia y acto seguido entrar e incorporarse a ella.

Es más, Dow siempre dejó muy claro que su Teoría lo único que pretendía era identificar tendencias, no anticiparse a su propia existencia.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: ,

2 Respuestas to “Fundamento y principios generales de la Teoría de Dow (2ª parte)”

  1. Jonatan Robles 7 Julio 2015 a las 13:07 at 13:07 #

    Me ha encantado la teoría de DOW, sigue así ismael, un fuerte brazo.

Puede comentar el artículo si lo desea