Ismael De La Cruz

Falsas creencias, mitos y leyendas sobre las sicavs

Eliminando mitos y falsedades de las sicavs

Eliminando mitos y falsedades de las sicavs

 

En España desde hace tiempo se creó una polémica sin ningún sentido en lo concerniente al tema de las sicavs, todo basado en erróneas creencias y falsedades. En este artículo les voy a explicar algunas cuestiones de las sicavs y finalizaré comentando la polémica acontecida con los eurodiputados.

Para empezar hay que dejar claro que es un medio de inversión totalmente lícito y legal en todo el mundo. Una sicav o sociedad de inversión de capital variable es un instrumento o vehículo de inversión para canalizar el ahorro e invertirlo en activos financieros. La principal característica es que el pago de los impuestos queda diferido, así que nada de que apenas tributa.

Por tanto, es cierto que su principal ventaja fiscal es que se paga un 1% de impuestos por los rendimientos y plusvalías que genere, pero no confundamos esto con no pagar impuestos. El mecanismo es que mientras se está ahorrando, la tributación es pequeña, pero cuando se decide rescatar el capital ahorrado es cuando se pagan los impuestos, exactamente igual que los planes de pensiones y los fondos de inversión, lo que sucede es que se difiere o aplaza el momento de pagar impuestos. Así pues, empecemos a eliminar tópicos y falsedades de que quien invierte en una sicav no paga apenas impuestos, paga todo lo que le corresponde cuando saca el dinero de la sicav (al tipo correspondiente de la base del ahorro del IRPF).

Si se están preguntando cómo se puede crear una sicav, les diré que basta con cumplir básicamente dos requisitos: tener por lo menos cien accionistas y un capital mínimo de 2,4 millones de euros.

En nuestro país, el Gobierno ha dejado claro que no tienen la intención de realizar cambios o modificaciones en la regulación de este tipo de sociedades, entre otras razones porque entonces sería injusto, puesto que también tendrían que hacerlo con los planes de pensiones y los fondos de inversión.

Como pueden ver se desmontan fácilmente los mitos y leyendas erróneos y falsos que se vierten sobre este tipo de inversión. En primer lugar es totalmente legal en todos los países del mundo. En segundo lugar no es una especie de paraíso fiscal. En tercer lugar no elude (y por supuesto menos aún evade) impuestos, tan solo se aplaza en el tiempo hasta que se rescata el dinero invertido.

Bien, hasta aquí un poco de sicavs, ahora vamos a ver todo el revuelo que se ha montado estos días con los europarlamentarios. Fue en el año 1990 cuando varios eurodiputados propuso crear un sistema de pensiones complementario. Se montó la sociedad en 1994 y se estableció en Luxemburgo. Cuando se alcanzan los 63 años, los eurodiputados comienzan a percibir la pensión y es cuando pagarán los impuestos correspondientes.

¿De dónde viene toda la polémica? Pues primero porque no se puede demonizar literalmente este vehículo de inversión y luego resulta que muchos de estos políticos llevan años dentro de una sicav. A esto se le llama incoherencia o si lo prefieren doble rasero o vara de medir. Segundo porque no se puede pretender insultar la inteligencia de los ciudadanos intentando justificarse diciendo que no lo sabían. Miren, ni se imaginan la de papeles que hay que firmar para meter el dinero ahí, además de toda la información pormenorizada y detallada que se recibe periódicamente acerca de la evolución de la inversión (capital, rendimiento y rentabilidad, nombre de la sicav, lugar, matrícula, etc, etc y etc).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , ,

8 Respuestas to “Falsas creencias, mitos y leyendas sobre las sicavs”

  1. Carmelo 26 junio 2014 a las 12:18 at 12:18 #

    Tenia claro que las sicavs son legales. Como cualquier otro activo lo importante es declararlo. Mi duda es: Sí lo comparamos con un fondo de inversión en estos se tributa por la plusvalía en el momento de la venta, igual que en una sicav. Entonces ese 1% de las sicavs sobre que se paga ? Por algún reparto de beneficios o “dividendos”?

    • Ismael De La Cruz 26 junio 2014 a las 12:23 at 12:23 #

      Hola Carmelo

      Digamos que las operaciones tributan al 1% en el Impuesto de Sociedades y las plusvalías obtenidas lo hacen al tipo fijado para las rentas de capital (21% para los primeros 6.000 euros anuales, 25% entre 6.001-24.000 euros y 27% a partir de 24.001 euros).

      Por tanto, mientras el dinero está en la sicav, tributa al 1% en lugar de al 30% en el Impuesto de Sociedades.

      Saludos

  2. Juan 26 junio 2014 a las 13:05 at 13:05 #

    Entonces que explicación tiene que Willy Meter dimita…

    • Ismael De La Cruz 26 junio 2014 a las 15:26 at 15:26 #

      Sencillo, siempre ha criticado a las sicavs, siempre ha ido contra ellas, y resulta que él lleva años con dinero en una sicav y ahora no sabe cómo “justificarlo” y se inventa que no lo sabía.

      Saludos

  3. Adolfo 26 junio 2014 a las 16:10 at 16:10 #

    Lo de que tributan esta claro que es correcto. Pero no es cierto (pregunto), ¿que si se retira dinero de la sicav se puede considerar como retirada de los fondos aportados y por lo tanto mientras no sea superior a lo que se invirtio no se tributa por ello? Por ejemplo, aportamos 3 millones que pasado un año han generado 500.000, si sacamos 3 millones no se tributan por ellos puesto que son las aportaciones realizadas y no son rendimientos obtenidos.

    Yo no se si esto es cierto o no, es lo que se puede leer en múltiples web especializadas, pero si esto es cierto entonces no es igual que un fondo de inversión, puesto que los fondos de inversión no se diferencia entre las aportaciones y los beneficios, toda venta se supone que esta formada por aportaciones y plusvalías.

    • Ismael De La Cruz 26 junio 2014 a las 16:15 at 16:15 #

      Hola Adolfo

      En mi opinión funciona igual que un fondo de inversión, si hay ganancias o plusvalías se tributa y no hay vuelta de hoja.

      En el caso de que fuese cierto lo que comentas, ten en cuenta que tarde o temprano se ha de sacar todo, con lo que se pagaría también.

      Saludos

  4. fotoarquitecturangel 8 septiembre 2014 a las 12:58 at 12:58 #

    Es curioso que si es cierto esto que dice su articulo, venga ahora la OCDE a decir que tendría que aumentarse la tributación de las SICAV.

    ¿No sería porque realmente tenían un montón de triquiñuelas legales para poder evitar pagar impuestos?. Y por tanto que los “mitos” sobre estos productos eran totalmente fundados?

    • Ismael De La Cruz 8 septiembre 2014 a las 15:57 at 15:57 #

      Buenos días

      Hasta hace poco disfrutaban de una gran ventaja, la regla FIFO (First In First Out): los dueños de una Sicav podían sacar dinero sin tributar hasta que no superase la cantidad inicialmente invertida, ya que se consideraba que lo que se retiraba era capital y no plusvalías originadas por las inversiones de las sicav. Es decir, esta regla venía a decir que lo primero que inviertes es capital y lo primero que sacas también. Así pues, era una gran diferencia frente a los fondos de inversión, donde si quieren sacar dinero tendrán que pagar por la plusvalía obtenida desde el primer céntimo, dando igual que se retire menos dinero que el invertido inicialmente.

      De todas formas, creo que la regla FIFO se modificó en los artículos 65 y 75 de la Ley de Presupuestos para el 2011, de manera que ahora presenta todo muchas más similitudes con un fondo de inversión.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea