Ismael De La Cruz

Estudio de posiciones: EDF con varias razones de peso

Aquí comienza un serial cada semana donde veremos diversas posiciones estratégicos en todo tipo de mercados y plazos temporales, cómo atacar la posición, en base a qué y cómo ir trabajándola. 

Nota: buena parte de todo lo que se explica es a posteriori, ya que este serial de artículos sólo pretende aportar cuestiones pedagógicas, de manera que no se tratan de señales de trading, sino de explicaciones de las diversas variantes posicionales que nos ofrecen los diversos mercados.

Hoy veremos la compañía EDF para swing (operación con una duración de varios días en adelante, pudiendo llegar a varias semanas), que nos ofrecía una estrategia de compra en 7,35-7,37 basada en varios motivos técnicos.

A priori, y sólo viendo el gráfico limpio, es de esas posiciones que requieren trabajar poco el gráfico, se observan varias cuestiones elementales a primera vista. Aun así, siempre es conveniente trabajarse los gráficos porque suelen aparecer más motivos que justifiquen tomar una decisión.

– Lo primero que se aprecia es un soporte formado el pasado mes de marzo en 7,35-7,37 que puso una pausa a la fuerte tendencia bajista que se inició allá por abril del 2014. Por tanto, un primer motivo de peso, la existencia de un soporte.

– En segundo lugar, es interesante resaltar que cuando el precio llegó al soporte (el 18 de abril) estábamos a punto de entrar de lleno en niveles de sobreventa. Técnicamente hablando no la hubo, se requieren unos niveles por debajo de 30 para empezar a considerar tal hecho, y llegar al menos a 20 para que sea apreciable. En este caso se quedó en 33,85. Pero bueno, aunque no hubo sobreventa oficialmente, siempre es positivo que al menos estuviese cerca y no lejos.

– En tercer lugar, un patrón de doble suelo, de cambio o giro de tendencia, concretamente de bajista a alcista y suele aparecer en la recta final de una tendencia bajista. Veamos si cumple los requisitos en este caso en concreto:

  • Está formado por dos suelos o mínimos consecutivos prácticamente al mismo nivel de precio. Este primer requisito lo cumple.
  • La doctrina suele aceptar que los dos mínimos deben formarse con una separación mínima de un mes, ya que un plazo temporal inferior haría que el patrón no fuese del todo fiable. Se cumple.
  • El volumen tiende a ser elevado al final de la caída del primer suelo. La reacción ascendente del primer suelo o mínimo se suele llevar a cabo con muy poco volumen, de la misma forma que durante la formación y gestación del segundo suelo. Una vez formado el segundo suelo, el precio sube hasta la parte superior del doble suelo o resistencia, en este caso con un incremento del volumen. Este segundo requisito también lo cumple.
  • El precio ha de superar la resistencia, el máximo formado tras crearse el primer suelo. Aquí por regla general es interesante fijarse en el volumen, puesto que si dicha rotura se lleva a cabo con un incremento del volumen será más fiable el patrón. También se cumple.
  • Para calcular la proyección de la subida del precio, hay que tener en cuenta que el precio puede subir como mínimo hasta el nivel de precio marcado por la distancia correspondiente a la altura del doble suelo (desde el suelo hasta su máximo), proyectada hacia arriba desde la propia base. Esto es simplemente una proyección, el precio puede subir más, por lo que prefiero hablar más de cálculo del primer objetivo de subida del precio que proyección de la subida en sí misma. En este caso, sería en 8,80-8,85 la primera proyección técnica. De momento ha subido a 8,33.

Bien, hemos visto hasta ahora las razones técnicas por las cuales esta posición permitía establecer una estrategia de compra en 7,35-7,37 y también que la primera proyección u objetivo se encontraría en 8,80-8,85 según el patrón. Aquí me gustaría añadir que atendiendo a Fibonacci, el primer objetivo se podría situar en torno a 8,50-8,55. En cualquier caso, se escoja un objetivo u otro, la rentabilidad sería +15,33% ó +20%, con lo que en ambas situaciones sería interesante y válido.

Pero concretemos un poco más y afinemos, porque dado que existen diversos perfiles de inversor, habría varias estrategias posibles para ejecutar:

* Perfil conservador: compra en 7,35-7,37 y cierra en 8,08. El cierre sería ahí porque la compra se basa únicamente en que el precio ha llegado a un soporte + casi sobreventa, no quiere arriesgarse a que el patrón de doble suelo no se culmine y cierra en la primera pequeña resistencia de 8,08.

* Perfil equilibrado: compra en 7,35-7,37, cierra el 50% en 8,08 y coloca un stop ganador sobre el otro 50% en 7,60. De esta manera asegura la mitad de la operación con buena rentabilidad  y protege la otra mitad dándole la oportunidad al patrón de doble suelo.

* Perfil agresivo: compra en 7,35-7,37 y coloca un stop ganador sobre el 100% de la posición en 7,60 para proteger la posición y darle oportunidad al doble suelo.

Ningún mar en calma hace buenos marineros. Deje que le acompañemos en las aguas revueltas de los mercados financieros. Ponemos a su disposición nuestra experiencia y conocimientos. Puede pinchar aquí para ver lo que le ofrecemos y los regalos que puede obtener con las ofertas y packs.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana un boletín con el escenario de los mercados, además de un aviso por mail con los artículos publicados en el blog.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea