Ismael De La Cruz

En qué consiste el procedimiento Habeas Corpus

El procedimiento Habeas Corpus

El procedimiento Habeas Corpus

 

El procedimiento habeas corpus fue creado para proteger la libertad del individuo, por ello la Constitución española lo menciona en su artículo 17.4 al indicar que la ley regulará un procedimiento de habeas corpus para producir la inmediata puesta a disposición judicial de toda persona detenida ilegalmente. También está la Ley Orgánica 6/1984, de 24 de mayo que regula el procedimiento de habeas corpus para defender el derecho de libertad ante las posibles arbitrariedades de los poderes públicos Así pues, existe un mandato constitucional que obliga a todos los poderes públicos ante los ciudadanos.

Realmente consiste en la comparecencia ante el juez del detenido ilegalmente. De esta manera, podrá exponer sus motivos por los que considera que ha sido privado de su libertad de forma no justificada legalmente.

El procedimiento de habeas corpus es muy rápido (su máxima duración se reduce a veinticuatro horas), es también un procedimiento muy sencillo, ya que consiste en la comparecencia del detenido ilegal  ante el juez, sin que la asistencia de abogado y procurador sea preceptiva.

Importante saber que no se limita a los supuestos de detenciones ilegales, sino también a cualquiera que, aun siendo legal, se prolongue ilegalmente.

Será  competente el Juez de Instrucción del lugar en que se encuentre la persona  detenida, el del lugar en que se haya producido la detención o el del lugar donde se hubieren tenido las últimas noticias del paradero del detenido.

Están legitimados para instar un procedimiento de habeas corpus, el privado de libertad, su cónyuge o persona unida a él por análoga relación de afectividad, descendientes, ascendientes, hermanos, representantes legales de menores o incapacitados, el Ministerio Fiscal, el Defensor del Pueblo o el órgano jurisdiccional competente.

El procedimiento se inicia mediante escrito o comparecencia (salvo en los casos en que se inicie el proceso de oficio). Una vez que el juez examine los requisitos para su tramitación, dará traslado al Ministerio Fiscal, acordándose auto de incoación contra el que no cabe recurso alguno.

Una vez dictado el auto y tras haber escuchado a ambas partes, se determinara un plazo de veinticuatro horas para dictar la resolución.

Dicha resolución tendrá forma de auto y su contenido podrá ser: archivar las actuaciones si el juez estima que la privación de libertad se ha realizado conforme a derecho, o bien estimatoria de la petición, disponiendo en tal caso la puesta en libertad del detenido si la privación fue ilegal, aunque también cabe la opción de la misma pero bajo las condiciones legalmente establecidas.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: