Ismael De La Cruz

En Estados Unidos fijan el final de la fiesta bursátil en el 2015

Los mercados norteamericanos

Los mercados norteamericanos

 

Los mercados de Estados Unidos volvieron recientemente a marcar máximos históricos. Los inversores siguen comprando y como ya les venía comentando en artículos anteriores los conflictos Rusia-Ucrania, Israel-Palestina, intervención de USA, provocarían efectos coyunturales pero nunca cambio de tendencia, habría en momentos puntuales un incremento de volatilidad y recortes, pero nada serio.

La economía de Estados Unidos crece al 4,2% en el segundo trimestre del año, mejor de lo esperado por los mercados. Las peticiones de subsidio por desempleo bajaron a  298.000 (se esperaban 300.000), el indicador de las ventas pendientes de viviendas subió un 3,3% (su nivel más alto en 11 meses), el índice de confianza del consumidor de la Universidad de Michigan ascendió  a 82,5 desde el  79,2 anterior. Los pedidos de bienes duraderos subieron más de lo esperado y la cifra de permisos de construcción fue revisada al alza.

La parte negativa es que el gasto del consumidor se redujo en el mes de julio por primera vez en seis meses, debido principalmente a que los norteamericanos compraron menos vehículos. En realidad, el mercado esperaba incluso un ascenso en el gasto del 0,2%.

A estas alturas de la película, y ya han pasado unos añitos, no creo que quede nadie que pueda dudar de que la fortaleza alcista de los mercados norteamericanos obedece a la política monetaria adoptada por la Reserva Federal, concretamente tipos de interés rozando el 0% (desde diciembre del 2008) y programas QE. Cuestión aparte es si estas tasas tan reducidas cuya finalidad es reactivar el crédito no terminarán por formar una burbuja financiera.

Nunca he sido partidario de buscar suelos o techos en los mercados, básicamente porque sería jugar a ser adivinos. El ser humano tiene la extraña peculiaridad de que no sabe aprovechar y disfrutar el momento, siempre busca y rebusca otras cosas. Con una tendencia fuerte al alza en los mercados, en vez de dedicarse a mantener las compras y colocar un stop ganador, se obsesiona con buscar el techo del mercado, para vender en lo más alto. Esto no funciona así.

Lo que sí convendría tener presente es que en el 2015 las subidas podrían comenzar a flaquear, sobre todo cuando la FED confirme subidas de los tipos de interés. Por tanto, en lo que resta de 2014 la tendencia se mantendrá alcista y en el 2015 hasta ya entrado el año tampoco espero problemas.

De todas formas, el juego interesante está en los mercados europeos, entre otras cosas porque tienen un mayor margen o potencial de revalorización, máxime si el BCE anuncie un programa QE. Algunas voces lo esperan en este ejercicio tras observarse que la inflación sigue sin crecer y que las medidas del 5 de junio no terminan de producir los efectos deseados. Sigo pensando que seguramente antes del 2015 no haya novedades al respecto.

En el futuro S&P500 mientras continúe por encima de los 1900 puntos no habrá ningún síntoma de debilidad en el corto plazo. En el futuro Nasdaq serían los 3830 puntos y en el futuro Dow Jones los 16.270 puntos.

¿Y el dólar frente al euro? Pues seguirá apreciándose frente a la divisa comunitaria, las medidas del BCE y la próxima subida de tipos en USA fortalecerán al billete verde. Pero este es un tema interesante que merece ser tratada en un artículo específico.

En la parte privada del blog se va analizando y actualizando cada día este mercado, tanto para intradía como para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea