Ismael De La Cruz

El vuelo de IAG tiene visos de mantenerse para ir en busca de su objetivo

IAG y su potencial alcista

IAG y su potencial alcista

 

La evolución del crudo y los buenos resultados impulsan con fuerza a IAG. ¿Pero seguirá subiendo? ¿A dónde podemos esperar que llegue? Diversas cuestiones de interés que abordaré en este artículo.

La compañía IAG fruto de la fusión de Iberia y British (creada en enero del 2011, registrada en España y cuyas acciones cotizan en la Bolsa de Londres y en las Bolsas españolas), obtuvo un beneficio neto de 694 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que supone nueve veces más que hace un año cuando fue de 77 millones de euros. Buenos números que se unen a la mejora de los ingresos también de hace un año (un 7,4% más). Además, los recortes de los gastos en Iberia ayudó bastante a incrementar el beneficio consolidado.

Lo interesante es que la caída del precio del petróleo, tanto del Brent como del West Texas, es un balón de oxígeno para las compañías aéreas y compensa en parte las dificultades por las que están atravesando debido a que la crisis económica penaliza los márgenes.

Un pequeño inciso pero importante. La evolución del petróleo afecta directamente a las compañías aéreas, de manera que les expongo brevemente las causas por las que el crudo cae con fuerza y que de manera indirecta benefician a IAG:

– El fuerte incremento de las reservas de petróleo a nivel mundial.

– La ralentización de la demanda por el oro negro.

– El miedo a que la economía europea vuelva a entrar en recesión.

– El avance de Estados Unidos hacia la independencia energética.

– Arabia Saudí redujo el precio de sus exportaciones de crudo a Asía a niveles no vistos en seis meses después de que el Fondo Monetario Internacional rebajase sus proyecciones acerca de la evolución de las economías mundiales.

– Las fuerte apreciación de dólar norteamericano frente al resto de divisas. El dólar está correlacionado con el petróleo, ya que Estados Unidos es uno de los principales consumidores de petróleo a nivel mundial y unos de los principales importadores. Además el petróleo cotiza en dólares americanos. Por lo general, existe una correlación negativa, es decir que cuando el precio del petróleo sube, el dólar estadounidense cae, y viceversa.

En el último análisis de IAG realizado el pasado 2 de julio, les comenté dos cuestiones:

– Que en mi opinión, no se había producido un cambio de escenario pese a los recortes, que la estructura técnica principal se mantenía alcista y que estábamos ante un proceso de toma de beneficios, de manera que hay buen potencial de subida para los próximos meses y podría ser interesante aprovechar las caídas para entrar a precios más bajos.

En efecto, la recogida de beneficios duró el mes de julio y a primeros de agosto volvió a subir con fuerza.

– El potencial de subidas para los próximos 12 meses es interesante, yendo desde los 5,40 euros incluso a los 7,30 euros. En los 6 euros es donde tengo fijado el primer objetivo para todo un año.

De momento este escenario sigue plenamente vigente, tan solo han pasado 4 meses y ha llegado de momento a 5,33 euros.

Así pues, la tendencia principal de IAG sigue siendo alcista, acercándose al primer objetivo de los 5,40 euros, estando el segundo en los 6 euros (es el que me gusta). ¿Cuándo habría que alertarse un poco? Pues perdiendo los 3,90-3,92 euros, ya que en ese caso la estructura comenzaría a presentar problemas. En los 5,55 euros se encuentra su primera resistencia de interés.

 

 

Tags: , , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea