Ismael De La Cruz

El valor de la experiencia. Un caso personal

El valor de la experiencia

El valor de la experiencia

 

Se dice que la experiencia es un grado en cualquier faceta de la vida y en el trabajo no iba a ser menos. Les voy a contar una historia personal para que entiendan a dónde les quiero llevar con esta afirmación.

Sufrí una lesión en la rodilla allá por el año 2008-2009. Estaba de pie y al girar el tronco para mirar atrás escuché un “click”, la rodilla se me salió. No era la primera vez, anteriormente por el año 1999 me ocurrió a las 4 de la madrugada en verano tomando unas copas con unos amigos en la playa, en La Antilla (Huelva). La rodilla se me salió y se me puso literalmente detrás de la pierna. Caí al suelo, el dolor era terrible, créanme. La ambulancia llegó a la media hora, me llevaron al hospital, me agarraron entre 5 personas y me la colocaron.

Pero volvamos al episodio reciente del 2008-2009. Fuí inmediatamente al hospital, me atendió el cirujano traumatólogo, me mandó radiografías y resonancia magnética. Por segunda vez, tuve la suerte de que no se me rompió ningún ligamento ni tuve que operarme. Me dijo que tuviese cuidado con los movimientos bruscos y que usase una rodillera especial.

Pero era ya la segunda vez y no quería que volviese a suceder. De manera que fui a la consulta de un traumatólogo muy reconocido, que ha operado a muchos deportistas profesionales. A los pocos segundos de ver la resonancia me dijo algo que nunca me había dicho ningún médico, me explicó por qué sucedía eso y que me seguiría pasando, que solo un tratamiento me lo arreglaría: células madre.

Sí, acepté. Durante varias semanas tuve que coger el AVE para ir a su clínica, allí me sacaban sangre del brazo, dicha sangre la enriquecían y me la inyectaban en la rodilla con una aguja enorme que me atravesaba la rodilla de extremo a extremo y sin anestesia. Imaginen cómo regresaba en el AVE a las horas siguientes.

Ese tratamiento parece ser que me ha resuelto mi lesión. Unos meses después ese mismo tratamiento se lo aplicaron a otros deportistas (Rafa Nadal, Puyol, Xavi, etc).

Pues bien, me dirán ustedes qué tiene que ver toda esta historia personal con la experiencia y con el sector de la economía, finanzas, mercados bursátiles. Pues mucho.

La experiencia lo es todo, juega un papel decisivo y fundamental en cada trabajo. Al igual que este doctor vio al momento en la resonancia el por qué de mi lesión (y que el resto de médicos durante años no vieron), el inversor experimentado es capaz de ver en los gráficos cosas que el resto de personas no pueden ver.

Está muy bien eso de marcarse en una estrategia dónde hay que cerrar una operación perdedora o ganadora, pero la experiencia ha de ser utilizada como una herramienta más de nuestras tomas de decisiones. En muchas ocasiones nos alertará y saldremos del mercado antes de lo previsto, minimizando las pérdidas o asegurando las ganancias (según sea el caso en cuestión).

La experiencia la da el tiempo, el trabajo, la observación y las ganas de seguir mejorando. No se preocupen porque con constancia y paciencia llegará, no se precipiten y confundan experiencia con intuición, lo primero es real, lo segundo es literatura.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

4 Respuestas to “El valor de la experiencia. Un caso personal”

  1. Isidro Vera 3 noviembre 2013 a las 12:45 at 12:45 #

    Hola Ismael:

    Precisamente, por tu gran experiencia en los mercados (cosa que yo aún no tengo), quisiera hacerte una pregunta sobre un tema en el que estoy interesado:

    Para entrar en valores de bolsa (Mercado continuo) en operaciones a corto plazo (varios días), ¿cómo elegir o buscar entre todas los valores del Mercado continuo? Porque no voy a mirarme todos los gráficos (¿o sí?). ¿Cómo hacer un primer filtro, qué criterios buscar para luego estudiar más a fondo los pocos valores que cumplan esos criterios?. Supongo que entiendes mi pregunta y mi duda.

    Muchas gracias por tu ayuda y por los buenos consejos que pones en el blog a diario.

    Un cordial saludo.

    • Ismael De La Cruz 3 noviembre 2013 a las 12:50 at 12:50 #

      Muchas gracias Isidro.

      Hay varias maneras o métodos para ello:

      – Hay programas de gráficos que te avisan cuando un mercado está acercándose por ejemplo a un soporte o a una resistencia que tú hayas trazado en el gráfico. De esta manera, en los gráficos de los mercados tú indicas al programa que te avise en cada mercado cuando esté cerca de producirse x evento.

      – Otra manera es hacer como hacen los Fondos de Inversión, te creas una cartera de valores que previamente tú has seleccionado según diversos criterios que te interesen (los más líquidos, los más volátiles, sólo los de x sectores, etc). De esta manera en vez de seguir a todos los valores del mercado, solo te centras en seguir a un número de valores.

      Saludos

  2. Domingo 3 noviembre 2013 a las 15:14 at 15:14 #

    Soy un fanático del refranero español, sólo por una sencilla razón, está basado en la experiencia, “la experiencia hace al maestro” y una de mis favoritas ” La experiencia es algo maravilloso. Nos permite reconocer un error cada vez que lo volvemos a cometer”,

    • Ismael De La Cruz 3 noviembre 2013 a las 22:01 at 22:01 #

      Así es, nuestro refranero es sabio y así se corrobora día a día. nos vendría muy bien a todos leerlo de vez en cuando 🙂

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea