Ismael De La Cruz

El techo de deuda en USA y las consecuencias en los mercados (hay varios antecedentes)

Análisis del problema y repercusiones

Análisis del problema y repercusiones

 

El problema del techo de deuda está comenzando a tener sus primeros efectos, pero ¿qué consecuencias puede tener todo estos en la Bolsa y en los diversos mercados financieros? ¿Es motivo para preocuparse o se está exagerando todo un poco?

Vamos por partes. Se ha llegado a esta situación porque el presupuesto federal requiere ser aprobado por las dos cámaras del poder legislativo, y una de ellas (concretamente la Cámara de Representantes) está controlada por los republicanos. Este hecho está siendo utilizado por estos republicanos para echar abajo y dar al traste con la reforma sanitaria de los demócratas con Obama a la cabeza. Sí, todo un chantaje político en toda regla. Ninguna de las dos partes ha cedido un ápice en sus pretensiones, abocando al país al cierre de las Administraciones.

El desenlace es que no hubo acuerdo entre republicanos y demócratas en el Congreso para ampliar el límite de endeudamiento público hasta los 988.000 millones de dólares. Como consecuencia de ello, entró en vigor el cierre del Gobierno de los Estados Unidos al haberse superado el límite del endeudamiento público (16,7 billones de dólares). Los republicanos exigían a Obama que retirase del presupuesto aquellos fondos que van destinados a la Ley de Protección al paciente, que allí se conoce como Obamacare y que entrará en vigor en el 2014.

Como todo en la vida, siempre es interesante echar un vistazo atrás en el tiempo para analizar situaciones análogas que se hayan producido y poder extraer una conclusión, al menos de mínimos.

Del año 1976 al año 1996 se han producido en los Estados Unidos nada más y nada menos que 17 cierres de la Administración. Con este primer dato en mente ya podemos sacar una primera conclusión: no es el fin del mundo, el armageddon. No es la primera vez que sucede y siempre se ha salido de los 17 atolladeros anteriores. Aunque bien es cierto, dicho sea de paso, que de esos 17 cierres muchos solo duraron un día, tiempo que ya hemos superado en esta ocasión. El último antecedente fue con Bill Clinton de Presidente y el bloqueo de los presupuestos se produjo de primeros de diciembre de 1995 a primeros de enero de 1996, durante 3 semanas.

¿Y cómo reaccionaron los mercados bursátiles en esas 17 ocasiones? Pues para tranquilizar al personal, les diré que en 8 ocasiones los mercados de renta variable subieron y que de las ocasiones que bajaron sólo en 6 la caída superó el 2%.

¿Soluciones? Sí, la más racional (aunque esta palabra es exótica cuando la aplicamos a la casta política en general) es que demócratas y republicanos alcancen un acuerdo. Pero desde Estados Unidos se está últimamente hablando de otra opción que sería acudir a un artículo de la Constitución, la enmienda número 14, basando el argumento en que esta enmienda tiene un rango de ley superior al techo de deuda. Me parece algo un poco enrevesado y que judicial y procesalmente hablando llevaría mucho tiempo.

Esperemos que se llegue a una próxima solución, porque mucho me temo que la cordura y el sentido común brilla por su ausencia.

El tema del techo de deuda está haciendo que durante unos días no se esté hablando del final del QE3 y de cuándo la FED podría llevarlo a cabo. Ya saben que soy de la opinión de que antes del mes de diciembre no pienso que se vaya a producir, entre otras cosas porque es complicado que asistamos a un crecimiento del 3% en los últimos tres meses del año. Además, los datos publicados ayer de empleo privado muestran que el mercado laboral aún no está lo suficientemente maduro como para proceder al anuncio del tapering.

En principio, este mal dato de empleo privado (que se encuentra por debajo de 200.000) podría ser un anticipo de que el dato de empleo no agrícola del viernes tampoco sería muy satisfactorio. Lo que sucede es que mientras las Administraciones en Estados Unidos permanezcan cerradas por el tema del techo de deuda, hay una serie de datos macro que no se publicarán, entre ellos éste del empleo, cobrando más relevancia el informe del empleo privado.El índice ISM de gestores de compra del sector manufacturero estadounidense subió en el mes de septiembre a los 56,2 puntos desde los 55,7 del pasado mes de agosto en lo que supone la lectura más alta desde mediados del año 2011. Una grata sorpresa porque se esperaba en torno a los 55 puntos.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , , ,

5 Respuestas to “El techo de deuda en USA y las consecuencias en los mercados (hay varios antecedentes)”

  1. Ismael De La Cruz 3 octubre 2013 a las 15:11 at 15:11 #

    Rumor de que varios republicanos quieren volver al diálogo para evitar el cierre del Gobierno en Estados Unidos.

    Obama no quiso dialogar ayer y las encuestas en el país dan como culpables a los republicanos.

  2. Angel Vallejo 4 octubre 2013 a las 7:59 at 7:59 #

    Ismael, gracias por compartir el post. Dos cosas: Me llama la atención lo del “chantaje político”, cuando sencillamente los republicanos votan lo que consideran apropiado. Sobre esa base podría decirse que los demócratas chantajean, porque votan (y quieren que se vote) algo distinto a los republicanos. Ahí no puedo estar de acuerdo. En segundo lugar, comparto plenamente la apreciación de que pedir lógica y sensatez a la clase política en general es inútil. Gracias de nuevo por dejarnos conocer tu opinión

    • Ismael De La Cruz 4 octubre 2013 a las 9:27 at 9:27 #

      Bueno, cuando digo chantaje es porque solo se puede “chantajear” a quien tiene el poder y en este caso son los demócratas.

      Es evidente que en un tira y afloja ambas partes “chantajean”, pero como es el Gobierno quien ha de tomar una decisión, será siempre el último responsable, de ahí que sea más fácil presionar a los demócratas que a los republicanos.

      Saludos

  3. Jorge perdomo 4 octubre 2013 a las 14:39 at 14:39 #

    Gracias por el post. Muy bueno. Siempre he tenido la inquietud de hasta donde puede llegar ese techo de deuda, 20 años mas subiendolo?, hasta que punto?, porque USA solo es que prenda la maquina de imprimir dinero y listo. Claro eso conlleva a la perdida de valor adquisitivo e inflación pero es que los ciudadanos de USA tienen una “alta” calidad de vida comparado con muchisimas naciones, luego pueden imprimir sin mayor problema ¿no?. Inclusive con todo y esa deuda en tiempos de crisis todos salen a refugiarse en los bonos USA asi no ganen intereses!!

    • Ismael De La Cruz 4 octubre 2013 a las 15:39 at 15:39 #

      El peligro de darle a la maquinita de imprimir billetes es que incrementa la presión inflacionista, que es la lacra de cualquier economía y para combatirla habría que subir los tipos de interés que están ahora en mínimos históricos y se acabaría la recuperación económica y el rally bursátil.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea