Ismael De La Cruz

El Ibex 35 amparado por la acción del BCE y otras confluencias

Europa

 

Se dice que los Bancos Centrales interfieren en el devenir de los mercados financieros, pero cuando es para bien, es decir, cuando dichas intervenciones producen el efecto deseado entre los inversores, no pasa nada. Al final es lo de siempre, mientras favorezca muy bien, en caso contrario protesto.

El Banco de Inglaterra anunció a final de semana que procederá a una relajación de su política monetaria y que probablemente rebaje los tipos de interés en el verano. No es ninguna sorpresa. En Premium vengo comentando desde la pasada semana que esperaba una rebaja de tipos en julio o en agosto, sólo era cuestión de esperar a que el BoJ lo confirmase. Este hecho tuvo su doble efecto: subidas en las Bolsas y depreciación de la libra esterlina. Toda relajación de la política del BoE sería la primera desde el 2012 cuando amplió su programa de compra de activos. Además, el tipo de interés más bajo implementado por la entidad (0,5%) es el que se rebajaría aún más, por lo que se marcaría un nuevo récord histórico.

El BCE junto con otros Bancos Centrales reaccionaron rápido tras conocerse la victoria del Brexit. Y es que la experiencia de Lehman Brothers tenía que servir de algo. En aquella ocasión, en el 2008, los Bancos actuaron de manera conjunta ofreciendo liquidez en divisas extranjeras para no dejar caer a las entidades bancarias que necesitasen liquidez. En esta ocasión, el proceso fue parecido.

la Fed, como ya les comenté en otro artículo, se verá obligada a retrasar la subida de tipos de interés. Entre otras razones porque en estos momentos un dólar fuerte no conviene, no sólo porque perjudicaría las exportaciones norteamericanas, sino porque incrementaría la presión para que China deprecie el yuan y ya vimos cómo este hecho aumentó considerablemente la volatilidad en los mercados financieros, motivo por el cual la Fed decidió no tocar los tipos de interés.

Sí, es cierto que el Banco Popular de China confirmó de nuevo que no devaluará el yuan para mejorar su competitividad en las exportaciones, aludiendo a que “todavía tienen una tasa de crecimiento elevada, un superávit por cuenta corriente y amplias reservas de divisas”, pero la credibilidad la perdieron hace tiempo.

Además, hay otro elemento, el riesgo de recesión de la economía norteamericana. El empleo, las ventas de automóviles la inversión empresarial y la producción industrial pierden fuelle. Desde Wall Street incluso apuntan a que hay posibilidades reales de que asistamos a una recesión en los próximos 18 meses. Sí, el nivel de desempleo es positivo, pero genera desconfianza la desaceleración de las contrataciones, que con un crecimiento de sólo 38.000 puestos de trabajo, el mes de mayo fue el mes de menor creación desde que la economía dejó de eliminar puestos de trabajo en el año 2010.

ibx

El Ibex 35 mantiene el impulso al alza desde el pasado 24 de junio, como el resto de Bolsas europeas, gracias a la acción directa del Banco Central Europeo. Si trazamos los retrocesos Fibonacci obtenemos los 3 puntos como objetivos o proyecciones de la subida. El primer objetivo en 8064 puntos fue alcanzado ya y se quedó a las puertas de lograr el segundo de los 8300 puntos (el tercero ya estaría en los 8540 puntos).

La cuestión es que por encima de la base de los 7350 puntos no habrá males mayores y tendremos escenario alcista, por lo que no habría que preocuparse de nada mientras no pierda esta referencia.

El índice bancario europeo logró frenar la sangría. El mensaje del Banco de Inglaterra acerca de que está pensando suavizar las exigencias de capital a las entidades bancarias para paliar el efecto Brexit ha transmitido una cierta calma que se venía echando de menos últimamente.

El VIX, uno de los índices de volatilidad más importantes entre los inversores y que se basa en la volatilidad de las opciones de corto plazo del SP500, arroja una lectura al cierre de la semana por debajo de 15. Esto es importante, ya que un Vix por encima de 20 indica temor de los inversores, por lo que una subida implica descensos en las Bolsas, y viceversa. Recordemos que la media desde el año 1990 al año 2008 fue de 19.04, es decir, antes de la crisis económica (en octubre del 2008 se elevó hasta 89,53).

El sentimiento de los inversores, medido por el ratio put/call (si fuese superior a la unidad, nos indica que los inversores tienen expectativas bajistas ya que el número de opciones de venta put adquiridas superaría al de opciones de compra call compradas) refleja que los inversores están optimistas.

En Premium tendrán acceso cada día a vídeos, ideas operativas, análisis, artículos explicando el escenario de las Bolsas europeas y americanas, acciones, divisas, índices. Anímese a probarlo un mes y ver una nueva forma de trabajar en los mercados. En Wise Trend sabemos que en medio del caos siempre hay una oportunidad.

Suscríbase al blog (es gratis) y recibirá cada semana un boletín con el escenario de los mercados, además de un aviso por mail con los artículos publicados en el blog.

Tags: , , , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea