Ismael De La Cruz

¿Continuará la gasolina de los mercados americanos (liquidez y tipos bajos)?

La economía de USA y el S&P500

La economía de USA y el S&P500

 

 

La economía norteamericana empieza a perder fuelle, dentro de un contexto de aceleración en los últimos años y un desempleo bajo. Pero la principal preocupación en estos momentos es el momento en el que la FED comenzará a subir los tipos de interés. Seguramente los tipos a largo plazo subirán bastante antes que los tipos a corto plazo.

Pese al freno de la recuperación de la economía, sus mercados financieros siguen subiendo como la espuma y marcando sucesivos máximos históricos, ya saben el efecto esteroides por parte de la FED. Y es que para que suban los mercados es imprescindible que los inversores cojan confianza y no tengan tanta aversión por el riesgo. Y nada mejor para ello que haber bajado los tipos de interés al 0-0,25% (desde el año 2008) y aplicar un programa de expansión cuantitativa, el programa QE (concretamente tres ediciones).

Janet Yellen dejó clara su idea de que no está por la labor de subir los tipos de interés para apuntalar la estabilidad financiera. Digamos que fue la réplica al comentario de un ex presidente, Stein, que afirmó que la Reserva Federal debería plantearse una subida en las tasas para luchar contra posibles formaciones de burbujas de activos. La conclusión es que Yellen piensa que si se suben los tipos de interés para fomentar la estabilidad financiera habría efectos colaterales, tales como un incremento de la volatilidad de la inflación y del empleo.

Es cierto que la economía mejoró en el segundo trimestre, pero el mal dato de los tres primeros meses refleja que en el semestre el crecimiento es inferior a lo esperado, incluso por debajo del 3% que es la tasa de crecimiento a largo plazo en el país.

En la parte negativa, los pedidos de bienes duraderos cayeron un 1% cuando se esperaba que se mantuvieran planos. Las exportaciones netas también se redujeron más de lo esperado para recortar aún más el PIB y los pedidos de fábrica cayeron un 0,5%. En lo referente al ISM del sector servicios descendió a 56 cuando se esperaba en torno a 56,3.

La parte positiva es que el empleo del sector privado aumentó en 281.00 puestos de trabajo frente a 179.000 que era la última lectura y la tasa de paro bajó al 6,1%, mínimos desde septiembre del 2008. El PMI de servicios subió a 61 desde la referencia anterior de 58,4, siendo la mayor subida de la actividad empresarial desde finales del 2009.

El futuro S&P500 es indudable que mantiene una clara tendencia al alza, marcando máximos históricos una semana sí y la otra también. Una cuestión que hay que tener presente es que en el corto plazo, presenta una zona delimitadora, de manera que por encima de los 1920 puntos significa fortaleza, perdiendo esta referencia la debilidad podría aparecer y con ella el riesgo de recortes.

El futuro Dow Jones presenta un aspecto muy similar al S&P500 con tendencia alcista, máximos y sin el menor síntoma de debilidad en el corto plazo mientras siga por encima de los 16630 puntos.

El futuro Nasdaq también está alcista y se aproxima a su resistencia más cercana que se encuentra en los 4118 puntos donde seguramente no pueda con ella, al menos en el primer intento, y permita aprovechar un rebote a la baja si llegase.

En la parte privada del blog se actualizan estos mercados cada semana, enfocándolos para un escenario tanto intradiario como swing (no intradiario).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , , , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea