Ismael De La Cruz

Cómo preparar la pensión de jubilación, porque el escenario es desalentador

Cómo preparar la jubilación

Cómo preparar la jubilación

 

El tema de las pensiones en España y el futuro que les espera a los pensionistas españoles es, cuanto menos, preocupante. Si ya de por sí la pensión media apenas da para llegar a final de mes, imagínense los pensionistas que han tenido que acoger a sus hijos y nietos porque se han quedado en el paro o han perdido sus casas, y también imagínense el panorama desalentador con la depreciación de las futuras pensiones.

Siempre he sido un defensor de la mentalidad imperante en muchos países del Viejo Continente. En Europa impera el sistema mixto que se compone del elemento individual y del Estado. Esto implica que un porcentaje de la pensión que recibirán el día de mañana lo aporta la pensión pública y el resto proviene de los productos o sistemas privados que cada persona ha elegido en vida.

De esta manera, por un lado se logra no ahogar el sistema público de pensiones y por otro lado se incentiva el ahorro privado. Esta es la propuesta que desde hace unos años se nos lanza a los ciudadanos, y sinceramente, creo que es la mejor opción, pero otra cosa es que todo el mundo pueda hacerla.

En efecto, por desgracia muchas personas llegan justitas a final de mes y otras muchas simplemente no llegan, de manera que es imposible exigirles un esfuerzo adicional de ahorro, sencillamente no disponen de esa opción.

Quien se lo pueda permitir, aunque sean pequeñas cantidades al mes, no lo duden, todo lo que sea sumar para el día de mañana bienvenido sea, porque las pensiones van a ir sufriendo una notable pérdida del poder adquisitivo de sus titulares debido al aumento de la esperanza de vida.

Recientemente escuché a un economista decir que la Seguridad Social seguirá cobrando cotizaciones sociales basadas en salarios y que si vuelve la inflación y se producen subidas de salarios, se incrementará la recaudación. Pero se  han  desvinculado los gastos del IPC. Por lo tanto, si la inflación aumenta, el Estado recaudará el impuesto inflacionista y se corregiría el déficit a costa de empobrecer a 9 millones de pensionistas. Más claro que el agua.

Ya saben por qué no soy muy partidario de los productos garantizados, hace unos meses escribí un artículo explicando cómo preparo yo mi jubilación y qué sistema utilizo. No tiene por qué ser la mejor opción para ustedes, pero así verán que hay vida más allá de lo clásico como los planes de pensiones. Entre el ejemplo de cómo preparo mi futuro y otras alternativas, creo que tienen información más que de sobra para comenzar a planificar todo.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea