Ismael De La Cruz

Cómo gestionar y sacarle el máximo partido a Twitter

Cómo organizar a nuestros contactos en Twitter

Cómo organizar a nuestros contactos en Twitter

 

Twitter es la mejor red social para el mundo de la economía, finanzas y mercados bursátiles. Es un vehículo rápido, ágil, fresco, que se adapta muy bien a la rabiosa actualidad. En mi opinión, es la red social idónea si la comparamos con el resto.

Pero hay que saber sacarle todo su jugo, explotar al máximo su potencial, y es esto lo que me propongo explicarles en este artículo, cómo hacerlo. La clave está en las personas que ustedes siguen en Twitter y en cómo saber gestionar y administrar este hecho.

Cuando ven que alguien sigue, por ejemplo, a 1.500 personas, ¿de verdad piensan que puede leer todo lo que escriben? Aquí es donde entra en juego la gestión de las personas que seguimos.

Siempre hay compromisos, personas a las que hay que seguir por diversos motivos, pero que no nos van a aportar nada en la materia o sector en el que nos movemos. Para ello se utilizan las listas de Twitter y la lista principal oculta.

Les expongo las dos maneras que hay para organizar todo correctamente:

– Listas abiertas: se crean varias listas en Twitter, cada una de ellas sobre un tema concreto. Por ejemplo, una lista para trabajo; otra lista para amigos, conocidos, familiares; otras listas según los intereses (deportes, famosos, periodistas, etc).

De esta manera, según lo que queramos ver o leer en cada momento del día, es tan sencillo como tener abierta la lista que escojamos, de manera que cada vez que alguna de las personas que tenemos dentro de dicha lista escriba algo, nos saldrá directamente en Twitter. Este el medio más utilizado, el clásico.

– Lista central privada (oculta): simplemente se crea una sola lista, que se llame por ejemplo interesante. dicha lista ha de ser privada, es decir, oculta. De esta manera nadie sabe qué personas están dentro de dicha lista (ni siquiera los propios interesados que forman parte de ella). Introducimos las personas que nos interese seguir, dando igual el sector o la temática de cada una de ellas.

De esta manera, al tener dicha lista abierta en Twitter, cada vez que escriba algo algún miembro, la red social nos avisará. Es un medio interesante de organizarse, porque si usted sigue por ejemplo a 1.500 personas pero realmente solo le interesan 200, para que nadie se enfade o haya “malos rollos”, en su lista privada mete a esos 200, con lo que nadie sabe que existe una lista privada ni qué miembros la forman. Por tanto, usted sigue a las 1.500 personas, queda bien con todo el mundo por el tema de compromisos, y a la vez evita el ruido y solo lee a las 200 que realmente le interesa.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea