Ismael De La Cruz

Clases de soportes en el análisis técnico y cómo trabajar con ellos

análisis técnico

 

Extracto de mi libro (aún en proceso) Instituciones de Análisis Técnico. Vamos a ver en este artículo los tipo de soporte que existen en el análisis técnico y cómo se trabaja con cada uno de ellos.

Existen fundamentalmente dos tipos de soportes en función de una serie de requisitos, y dependiendo del tipo que sea sabremos la fortaleza o grado de fiabilidad que nos puede proporcionar en el análisis técnico.

– Soporte sólido: es aquel que viene precedido de una caída considerable del precio y acto seguido rebota al alza también una considerable cantidad. Para entendernos, tenemos un impulso bajista de cierta magnitud y posteriormente un impulso alcista de cierta magnitud. Pues el punto donde finaliza el impulso bajista y se inicia el impulso alcista es el soporte sólido.

Podemos ver en el gráfico una buena muestra de ello. Tenemos una caída de cierta entidad y un rebote al alza de cierta entidad, trazamos una línea horizontal y un cuadrado en el punto donde confluyen ambas cuestiones. Posteriormente, el precio vuelve al soporte, toca la línea horizontal y tenemos un buen rebote.

Soportes análisis técnico

Es la experiencia del analista la que determinará caso por caso si estamos ante un movimiento o impulso bajista y alcista de cierta entidad o no.

La doctrina estima que un soporte es sólido y fiable si se cumplen uno de los tres siguientes requisitos:

* Número de veces puesto a prueba: cuanto mayor sea el tiempo que actúa el precio en el soporte, más fuerte es el soporte. Es decir, si se ha formado un soporte y desde su formación ha sido puesto a prueba, por ejemplo, en cuatro ocasiones durante tres meses, todas ellas con éxito, refuerza el soporte.

* Tiempo transcurrido: la distancia temporal desde el momento actual hasta el periodo en que se formó el nivel. Es decir, cuanto más cercano en el tiempo esté la creación del soporte, mejor, porque se supone que el soporte estará más reciente en la mente de los inversores.

* Volumen: cuanto mayor volumen se haya negociado en el nivel de soporte, más fuerte será.

Personalmente discrepo en líneas generales con el segundo requisito. Les puedo asegurar que un buen nivel de soporte actúa correctamente con independencia de que se haya formado hace una semana o cinco años, entre otras razones porque los analistas serios buscan y rastrean en sus programas de gráficos hacia atrás, buscando soportes, no se conforman con detectar los más cercanos, y con trazar una línea horizontal ese soporte jamás será olvidado, tenga lo que tenga de antigüedad.

– Soporte débil: es aquel que viene precedido de una caída considerable del precio y acto seguido rebota al alza pero no mucho, o bien al revés, viene precedido de una caída que no es de entidad y acto seguido rebota una considerable cantidad, incluso también puede ser que ni el impulso bajista previo ni el impulso alcista posterior sean de entidad. Pues el punto donde finaliza el impulso bajista y se inicia el impulso alcista es el soporte débil.

En el siguiente gráfico tenemos un ejemplo clarificador al respecto. Un impulso bajista que no es de cierta entidad y un rebote posterior al alza que tampoco es de cierta entidad. Por tanto, donde confluye el final de la caída y el inicio de la subida es el soporte débil, que por cierto funcionó bastante bien como se puede apreciar.

soportes análisis técnico

Me gustaría aclarar un concepto importante en lo referente a los soportes sólidos y los soportes débiles. Esto no es una ciencia exacta, de manera que un soporte sólido no tiene por qué ser infalible ni un soporte débil tiene por qué no funcionar. Las ideas a tener en cuenta son:

* En cuanto a probabilidades, a la larga, un soporte sólido tiene más opciones de funcionar que un soporte débil.

* Por regla general, hay que actuar siempre en los soportes sólidos, hay que permanecer con una actitud o predisposición positiva para entrar en el mercado.

* Respecto a los soportes débiles, mi opinión es la siguiente:

i) Si el mercado y el día está tranquilo, se puede también entrar.

ii) Si se opta por entrar, el apalancamiento ha de ser bastante menor que cuando se entra en un soporte sólido.

iii) Lo ideal es que en un soporte débil coincidan también otras técnicas, de manera que tiende a reforzar dicho soporte débil y se incrementan las opciones de que vaya a actuar favorablemente. Más adelante hablaremos de ésta cuestión.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: ,

4 Respuestas to “Clases de soportes en el análisis técnico y cómo trabajar con ellos”

  1. Iván 17 septiembre 2015 a las 12:29 at 12:29 #

    Hola Ismael .

    En los soportes fuertes, podemos hablar de gráfico diario.
    Debemos esperar haber que hace si rompe soporte o rebota para entrar,casi siempre suele
    moverse para los dos lados y saltar stop loos.
    Pero como podemos ENTRAR en esta situación?

    Un saludo.

  2. javier armentia 20 septiembre 2015 a las 2:30 at 2:30 #

    creo que el soporte esta en torno de 9150 y dspues podria en torno a 8600

  3. jaio 22 septiembre 2015 a las 3:44 at 3:44 #

    Muy buen articulo. Seria estupendo, para complementar el tema, se tratase de igual forma las Resistencias.

    • Ismael De La Cruz 24 septiembre 2015 a las 10:35 at 10:35 #

      Hola jaio

      El tema de las resistencias viene más adelante, cuando se termine el de los soportes.

      Saludos

Puede comentar el artículo si lo desea