Ismael De La Cruz

¿Caída del consumo? Una experiencia personal hoy con Guerlain París

Vivencias con Guerlain

Vivencias con Guerlain

 

Siendo Navidad y aprovechando la festividad, me gustaría comentarles en este artículo lo que me ha sucedido hoy en el Corte Inglés  cuando fui a comprar un regalo a mi mujer (aunque de todas formas el artículo no deja de tener relación con la economía).

En efecto, me dirigía a comprarle un regalo a mi mujer en el Corte Inglés (que desde hace muchos años es mi segunda casa y soy uno más de la familia). No soy muy dado a jugármela (porque suelo fallar muchas veces), de manera que tiendo a ir a lo seguro, a elegir entre una serie de marcas que a lo largo del tiempo me han demostrado el acierto de confiar en ellas.

Pues bien, la elección era la marca Guerlain, una firma francesa de cremas y de perfumes, de las más influyentes y de larga tradición en el mundo, existiendo desde hace casi dos siglos.

Una vez realizada la compra (los botecitos yo juraría que cada año son más pequeños y el precio más elevado, pero bueno, seguro que son imaginaciones mías) me llamó la atención un artilugio curioso (por llamarlo de alguna manera). Tenía la forma de un supositorio grande, muy grande, y además tenía un peso considerable. Les dejo una foto (pinchen sobre ella y saldrá entera) para que se hagan una idea de lo que les digo… Ya les aviso que es bastante grande, aunque pueda engañar la imagen.

Super tratamiento de Guerlain

Super tratamiento de Guerlain

Mi curiosidad un día acabará conmigo, de manera que quise saber más sobre esta cosita. Me dijeron que se trataba del Super Tratamiento de Guerlain (lo de super lo entiendo por el tamaño, y seguramente también por el precio). Por lo visto es un extracto Molecular Orquídea Imperial que actúa sobre los seis mecanismos fundamentales de longevidad de la piel y posee el poder de dar marcha atrás al reloj celular, ya que tiene un elevado potencial biológico que ayuda a la piel a restaurar su contenido de agua intraepidérmica.

Claro, esa frase seguro que capta la atención de cualquier mujer, “da marcha atrás en el reloj celular”. Normal, si captó incluso la mía. Así que indagué más y descubrí que el extracto extraído de estas orquídeas y sus hojas, dotan a la piel de un sistema de protección de su longevidad capaz de tensar la malla de la epidermis para luchar contra el paso del tiempo. El envase de este suero es un frasco-cápsula sofisticado en su diseño con un sistema airless que preserva tan preciado contenido impoluto y puro.

Guauu, pregunté si lo tenían para hombres y me dijeron que no, solo para mujeres (¿por qué será que no me extraña?). Estuve tentado de comprar este supositorio mágico y añadirlo al regalo de mi mujer, pero claro, no había contado con un pequeño detalle, el precio: 430 euros. Nada, otra vez será.

Bien, esto me lleva a que es curioso que existiendo una gran crisis económica que se basa sobre todo en una caída incesante del consumo, paseando por toda la parte glamurosa (Rolex, Mont Blanc, Suárez, Carolina Herrera, etc, etc porque es una planta enterita), apenas se podía caminar, estaba literalmente abarrotado. No, no era gente mirando o curioseando, las cajas estaban con largas colas.

Me podrán decir ustedes: “es que los que tienen dinero han sorteado mejor la crisis y al seguir teniéndolo su ritmo de vida no ha bajado y siguen comprando”. En primer lugar, les puedo asegurar que una gran parte de las personas con dinero sí lo han notado y bastante. En segundo lugar, si esa afirmación fuese cierta, el consumo no se habría resentido y caído tanto estos años, ya que todos los que tienen poder adquisitivo no se han visto afectados y por tanto su nivel de vida y de consumo es el mismo.

¿Conclusión? Vayan ustedes a saber, pero hasta que no pasen estos días de asueto me niego a pensar en nuevas teorías o razonamientos.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea