Ismael De La Cruz

Banco Popular y la posibilidad de que suspenda los stress test de la banca

Banco Popular y las pruebas de resistencia

Banco Popular y las pruebas de resistencia

 

Surgen los primeros rumores de que el Banco Popular podría ser la única entidad bancaria española que suspendiese las pruebas de resistencia europeas, cuyos resultados se conocerán el domingo 26 de octubre.

El Banco Central Europeo someterá a 130 entidades de la zona euro a unas pruebas para ver si disponen de capital suficiente para poder hacer frente a potenciales crisis económicas futuras. Los resultados de dichas pruebas deben de ser publicados antes del 4 de noviembre, fecha en la que el BCE se hace cargo de la supervisión de la banca europea. Por su parte, los bancos tendrán información de unos resultados preliminares un mes antes del anuncio final para poder determinar cómo hacer frente a los déficits de capital

Pues bien, la idea es que el sector bancario español en general está preparado para estas pruebas y que las pasará, pero en el caso del Banco Popular no está tan claro, incluso podría suspender, principalmente por el reajuste de provisiones que tendrá que hacer por la revisión de activos AQR.

Todo ésto está muy bien, pero ¿para qué más pruebas? Vamos a ver, estas pruebas lo que intentan es calibrar si un banco tiene suficiente capital y solvencia para hacer frente a un escenario económico complejo (recesión, hundimiento de las Bolsas, desplome de los precios de los pisos, etc). Sí, ya sabemos que las dos anteriores ediciones fueron un fiasco con bancos que aprobaron con nota alta y al poco tiempo tuvieron que ser rescatados, pero bueno, es lo que hay.

La primera prueba se realizó a mediados del año 2010 resultando en un fracaso estrepitoso, ya que poco después el sistema financiero de Irlanda cayó y eso que aprobó con nota. La segunda prueba se realizó en julio del 2011, Dexia aprobó con nota y el banco belga también tuvo que ser rescatado.

¿Por qué fracasaron las dos pruebas de stress test? Pues básicamente porque no eran realistas. Para no alarmar a la sociedad con resultados demoledores se realizaron simulando un escenario negativo, pero muy alejado del real, incluso no tuvieron en cuenta que hubiera problemas de deuda soberana ni que tuvieran que aplicarse quitas. Además, se aplicaron unos “recursos o trucuñuelas”, como ejemplo más significativo el no contabilizar a precio de mercado los bonos que los bancos acumulaban en sus balances.

El sector bancario europeo mantiene la tónica alcista y sigue por encima de su soporte de 135. En gráficos de medio plazo el canal alcista sigue en vigor.

Técnicamente hablando, Banco Popular mantiene la estructura principal alcista. Hay dos ideas importantes a tener en cuenta:

La primera es que presenta por arriba una resistencia en los 5,91 euros, de manera que el día que llegue seguramente no podrá con ella, al menos en el primer intento, rebotando a la baja.

La segunda es que en el corto plazo no se advierte debilidad mientras el precio se mantenga por encima de los 4,16 euros, ya que su pérdida supondría no respetar el último nivel de soporte creado, y ello podría incrementar el riesgo de más recortes. Es más, si observan el gráfico, trazando retrocesos Fibonacci pueden ver cómo en 4,13 euros (segundo nivel Fibo) se detuvo la caída, reafirmando el nivel de soporte de 4,16 euros.

Su Beta es superior a 1 e  indica que el movimiento de las acciones de Banco Popular sigue la misma dirección que el de su índice de referencia, el Ibex 35 y se mueve con más volatilidad. Su Var es 0,14% con lo que por cada acción se arriesga un 2,78 % diario.

Tags:

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea