Ismael De La Cruz

Balance de los productos de ahorro

La crisis bursátil se ha llevado las ganancias acumuladas de la inversión en Bolsa a largo plazo.
Los productos conservadores son la apuesta de las gestoras de pensiones:

– Monetarios: las gestoras asumen que los clientes se inclinarán de nuevo en este año por productos conservadores y garantizados. Los lanzamientos de productos se han focalizado en planes garantizados y de renta fija a corto plazo y centrados en activos de deuda pública, además de potenciar los PPA (Plan de Previsión Asegurado), que tienen rentabilidades.

El balance de las aportaciones a planes de pensiones del último trimestre de 2008 muestra la preferencia de los partícipes por planes de renta fija a corto plazo, seguidos de los planes de renta fija mixta.

Los depósitos a plazo empiezan a ser también una de las apuestas comerciales de las gestoras.

Viendo la tendencia descendente de los tipos de interés y de un precio del dinero ahora en el 2%, las inversiones conservadoras van a ser menor rentables este año que en 2009.

– PP: los denominados planes de previsión asegurado o PPA han sido una de las grandes novedades de la pasada campaña. Disfrutan de las mismas ventajas fiscales que los planes de pensiones, es decir, que las aportaciones se deducen directamente de la base imponible y ofrecen una rentabilidad asegurada.

Los traspasos del patrimonio acumulado en un plan de pensiones hacia otra gestora han salvado el balance anual de algunas entidades. La crisis económica ha frenado las aportaciones y esto se ha compensado con traspasos externos de entrada, que han registrado un incremento respecto al ejercicio de 2007.

El volumen de aportaciones a planes de pensiones fue en 2008 un 14% menos que el año anterior. La caída del 8,6% en el patrimonio de los planes de pensiones se explica por la depreciación de los activos en el mercado.

– Los planes de pensiones de renta variable: siguen presentes en la oferta de productos de las gestoras, aunque la demanda es muy escasa.

Algunos clientes entienden como una oportunidad la caída actual de los mercados. Aun así, evidentemente, la coyuntura económica ha inclinado la inversión hacia planes garantizados con un componente de renta fija elevado.

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea