Ismael De La Cruz

Aplicación y utilización del patrón de vuelta en un día o isla

análisis técnico

 

Extracto de mi libro (aún en proceso) Instituciones de Análisis Técnico. Hoy veremos el patrón de vuelta en un día o isla, perteneciente a los de cambio de tendencia.

Es un patrón de cambio de tendencia, bien de alcista a bajista o de bajista a alcista. Aparece en la recta final de una tendencia y por regla general es un patrón “rápido”, es decir, el giro de la tendencia se produce de manera veloz.

Si el precio está inmerso en una tendencia alcista, tendremos este patrón cuando el precio del mercado abre al alza y en la sesión llega a marcar un máximo muy elevado y considerable. Para ello se hace necesaria la experiencia del analista técnico, aunque se puede tomar como referencia básica la comparación del máximo considerable con los últimos máximos de cara a evaluar si se puede catalogar como tal.

Pese a marcar el precio un elevado máximo, dicho precio cierra por debajo de la apertura de la sesión e incluso en la parte más baja del rango intradiario.

Un requisito que conviene exigir a este patrón de vuelta en un día o isla es que el volumen ha de ser elevado.

Así pues, el proceso consiste en que el precio comienza la sesión con mucha fuerza, incluso en muchas ocasiones abren con un hueco o gap (más adelante veremos qué es esto) respecto al precio máximo alcanzado en la sesión anterior.

El precio alcanza un nuevo máximo en la primera fase de la sesión apoyado por un elevado volumen.

De repente, el precio comienza a perder fuerza y flaquea, cayendo de manera continua y marcando un nuevo mínimo en la sesión, todo ello con el volumen elevado. Puede cerrarse el hueco o gap que se generó al abrir la sesión y al término de la misma puede cerrar por debajo del máximo de la sesión anterior o muy cerca de él.

De esta manera, se puede observar que existe un rango de precios bastante amplio entre el máximo y el mínimo de la sesión, todo ello acompañado de un volumen muy elevado si lo comparamos con las sesiones anteriores.

En el siguiente gráfico pueden ver una clara tendencia alcista y la formación del patrón de vuelta en un día o isla, el cual provoca rápidamente el cambio de tendencia de alcista a bajista.

isla, vuelta un día

Si tenemos una tendencia bajista, tendremos este patrón cuando el precio del mercado abre a la baja y en la sesión llega a marcar un mínimo muy bajo y considerable. Para ello se hace necesaria la experiencia del analista técnico, aunque se puede tomar como referencia básica la comparación del mínimo considerable con los últimos mínimos de cara a evaluar si se puede catalogar como tal.

Pese a marcar el precio un elevado mínimo, dicho precio cierra por encima de la apertura de la sesión e incluso en la parte más alta del rango intradiario.

Un requisito que conviene exigir a este patrón de vuelta en un día o isla es que el volumen ha de ser elevado.

En este otro gráfico  pueden ver una clara tendencia bajista y la formación del patrón de vuelta en un día o isla, el cual provoca rápidamente el cambio de tendencia de bajista a alcista.

isla

En el gráfico tienen otro ejemplo de patrón de vuelta en un día o isla, también aparece en la recta final de la tendencia bajista y provoca un raudo giro de la tendencia de bajista a alcista.

75

Aunque la doctrina mayoritaria se refiere a este patrón como figura chartista no intradiaria, soy de la opinión de que también en los gráficos más pequeños y en el análisis técnico intradiario es válida, exigiéndole los mismos requisitos.

En gráficos diarios es un patrón realmente muy interesante para el medio lazo, y al utilizarlo en gráficos semanales para el largo plazo, hay que tener en cuenta que al hablar de la apertura y cierre nos estaremos refiriendo al de la semana y no del día.

Como en la mayoría de los patrones chartistas, cuanto mayor sea el movimiento del precio durante la sesión y mayor sea el volumen negociado durante la sesión, mayor repercusión y efecto tendrá el patrón.

Esta figura chartista donde más suele aparecer es en mercados pequeños y especulativos, si hablamos de acciones básicamente en los denominados chicharros, sin descartar también otros valores de mayor volumen y elevada volatilidad.

Podríamos decir que existen algunas pequeñas variantes de este patrón de vuelta en un día. Una de ellas se denomina vuelta en isla. Realmente aparecería cuando el patrón de vuelta en un día se encuentra entre dos huecos o gaps (uno anterior y otro posterior).

Otra variante se denomina vuelta de dos días y consiste en que el primer día el precio comienza a subir con un elevado volumen, dicha subida es fuerte, marcando un máximo relevante no exento, durante su trayecto, de significativos picos de volatilidad. La sesión de este primer día cierra cerca de los máximos, pero eso sí, habiendo una buena distancia entre el máximo y el mínimo del día.

La segunda sesión, el precio comienza más o menos en el entorno del nivel de cierre de la sesión anterior. Puede marcar un máximo en la sesión, el cual podría incluso alcanzar al máximo de la sesión anterior, todo ello con elevado volumen y rango de movimiento del precio. La sesión cerrará por la zona de los mínimos del día, lo que significa cerca de los mínimos del día anterior.

Suscríbase (es gratis, pinche aquí para más información) y tendrá acceso a los artículos y análisis exclusivos para los suscriptores que se publican todos los días en la parte privada del blog.

En Informes (pinche aquí para más información) encontrará cada semana un análisis completo macroeconómico y técnico, escenario para el corto, medio y largo plazo, sin olvidar la perspectiva de lo que harán los diversos mercados y por qué.

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , ,

No hay comentarios

Puede comentar el artículo si lo desea