Ismael De La Cruz

Análisis macro y técnico del Euro/Yen, ¿seguirá el yen debilitándose?

Yen bajista

Yen bajista

 

El Banco de Japón está logrando sus objetivos poco a poco con los programas de estímulo que está llevando a cabo. Por un lado, ha logrado aumentar su base monetaria un 36% en lo que significa un nuevo máximo histórico y ya van cuatro meses seguidos. ¿Cómo lo está logrando? Pues mediante la compra masiva de deuda pública y de activos de riesgo.

Por otro lado, también ha aumentando el balance de los depósitos de cuentas corrientes, nada más y nada menos que un 114% en el mes de junio. Esto es debido a la liquidez extra que implican las medidas de flexibilización.

El Banco de Japón está muy pendiente del crecimiento de los precios, ya que una debilidad en este sentido le podría llevar a prestar medidas monetarias adicionales el 11 de julio, principalmente de cara a lograr el objetivo de un 2% de inflación.

El hecho es que es una realidad que la economía de Japón está mejorando. El informe Tankam de actividad empresarial arrojó resultados no vistos desde el tercer trimestre del 2011. Así pues, ahí tenemos los primeros resultados tras aplicar las medidas de estímulo el BOJ: la inflación mejorando, así como las ventas minoristas y la actividad manufacturera. El efecto “Abenomics” está dando sus frutos al incrementar el crecimiento de la economía del país y luchar claramente contra la deflación

El 13 de junio les comenté que el gobernador del Banco de Japón, Haruhiko Kuroda informó que las caídas en el mercado de valores asiático era producto de las tomas de beneficio. Les dije también que la caída en el Eur/Jpy se torna interesante en el corto plazo, ya que está perdiendo el nivel de 126, con lo que tendríamos señal de debilidad técnica bajista.

En efecto, al perder la zona de 126 bajó 103 pipos ese mismo día, aunque si les soy sincero, esperaba bastante más recorrido, pero bueno, no pudo ser.

Técnicamente hablando, hay varias ideas operativas que deberían de tener en cuenta en el Euro/Yen (Eur/Jpy) para swing (no intradía):

– La tendencia principal sigue siendo alcista.

– En el corto plazo sin ninguna debilidad mientras continúe por encima de 125,70.

– Necesita romper por arriba la zona de 132,54 para que continúen las subidas.

– El día que llegue a la zona de doble pivote de 138,10-138,48 no creo que la pueda romper en el primer intento, de manera que se podría buscar el rebote a la baja.

En la sección Premium se irá realizando un seguimiento de este mercado, así como posibles estrategias para intradía y para swing (no intradía).

Foto cortesía de Free Photo Bank

Tags: , , , ,

3 Respuestas to “Análisis macro y técnico del Euro/Yen, ¿seguirá el yen debilitándose?”

  1. Pedro Rafael González Requena 3 julio 2013 a las 9:30 at 9:30 #

    Buenos días.

    En 2007, cambié mi hipoteca a JPY y se encontraba en niveles de 160. Al cambio me suponía pagar unos 750€/mes. Durante unos meses llegué a pagar algo menos, pero desde entonces y hasta hoy, al fortalecerse mucho la moneda nipona, como es lógico, siempre he pagado más, llegando hasta la cifra de 1.080€/mes.
    Indudablemente lo atractivo de este cambio fue sin duda, el bajo tipo de interés LIBOR+0.90. Recuerdo que cuando realicé el cambio allá por 2007, mi interés con el EURIBOR era en total de un 5.5.
    ¿Podría hacerme una pequeña estimación, de si en estos 6 años ha sido interesante realizar dicho cambio y si es posible, en qué niveles del JPY podría retornar al €?

    Muchas gracias por su ayuda. Siempre le seguimos con mucho interés, ya que casi siempre acierta con sus pronósticos.

    • Ismael De La Cruz 3 julio 2013 a las 13:53 at 13:53 #

      Hola Pedro.

      La hipoteca multidivisa fue un medio para lograr que una hipoteca tuviera una cuota periódica más baja que si se realizaba en la moneda euro.

      Así pues, las hipotecas multidivisas, concretamente en yenes, que hace años se comercializaban en España y que muchos inversores acudieron a ella en busca de reducir la carga de la cuota hipotecaria cada mes, tenían como objetivo el bajo tipo de interés que tenían estas hipotecas y el hecho de que se esperaba que el yen se depreciara frente al euro.

      En el año 2008 tuvieron su época dulce con el yen que se convirtió en la moneda estrella, caía con fuerza y el tipo de interés aplicado en Japón era más bajo que el euríbor.

      Pero como en toda inversión, hay que tener un plan B para el caso de que las cosas no salgan como se espera y por desgracia la mayoría de los inversores no lo tenían.

      En el mes de julio de 2008 el yen comenzó su escalada y los que contrataron su hipoteca en la moneda nipona en ese momento consiguieron todo lo contrario a lo que perseguían: perder dinero y encarecer sus cuotas.

      La hipoteca multidivisa por excelencia en los últimos años fue con la moneda japonesa, el yen, ya que históricamente el yen siempre ha estado con unos ratios más bajos que el euro.

      Los que hicieron este tipo de hipotecas multidivisas en yenes tenían a su favor los tipos de interés cercanos a cero de los que disfruta Japón desde hace años y la posibilidad de que un alza de tipos era algo poco probable por la espiral deflacionista en la que se encontraba Japón desde hace una década.

      El riesgo, por tanto, era la divisa que se apreciara contra el euro. Un amenaza que se convirtió en realidad tras el terremoto de Japón y la posterior crisis nuclear, ya que los inversores repatriaron capital a Japón, con la consiguiente apreciación del yen, que tocó máximos no vistos desde la Segunda Guerra Mundial en su cruce contra el dólar.

      La consecuencia principal es que encareció el préstamo. Por ejemplo, si alguien hubiera solicitado una hipoteca media de 150.000 euros en el año 1999, ahora ese mismo crédito solicitado hoy se habría convertido en 175.237 euros, ya que el euro se cambia ahora en los 110 yenes, frente a los 132 de hace doce años.

      Quien tenga contratada una hipoteca multidivisa siempre tiene la opción de poder cambiarla a euros. Sin embargo, eso tiene un coste.

      Este coste no sólo tiene en cuenta el tipo de cambio, sino que el hipotecado debe asumir una comisión de reconversión del 2 por mil sobre el capital y en ocasiones, una comisión por cierre de ese préstamo y la contratación de otro. Además, el diferencial que se aplica cuando se muda a euros suele ser más alto.

      El 15 de diciembre de 2012 escribí en EXPANSIÓN las razones por las cuales el euro/yen iba a subir con fuerza este año 2013 y por qué había que seguir en yenes para recuperar.

      Ahora mismo es imposible dictaminar objetivos de precios, máxime cuando la FED está cerca de finalizar su QE3 y Japón mantiene el suyo. Pero le diré que mientras el euro/yen se mantenga por encima de 119 no hay problemas y seguirá el euro apreciándose frente al yen.

      Saludos

      • Pedro Rafael González Requena 4 julio 2013 a las 9:57 at 9:57 #

        Muchas gracias Isamel.
        Seguiremos su consejo y “aguantaremos el tipo” como campeones hasta que la tormenta amaine un poco más.

Puede comentar el artículo si lo desea